Busca tu
Amortiguador

¿Por qué Amortiguadores ?

Los fabricantes de coches solo depositan su confianza en los proveedores de piezas y recambios más solventes y fiables del mercado.

Por esa razón, muchos de estos constructores de automóviles contratan a marcas como Sachs para que sean sus proveedores estratégicos.

De hecho, es fácil percibir la importancia de Sachs, atendiendo a este importante dato: más de 10 millones de coches nuevos se montan cada año con piezas fabricadas por Sachs.

Y son los amortiguadores Sachs los que mayor reconocimiento tienen dentro del sector.

Como por sus propias características mecánicas es necesario cada cierto kilometraje de uso proceder a la sustitución de los amortiguadores, en esta página encontrarás una selección de los mejores amortiguadores Sachs.

Características técnicas de los amortiguadores Sachs

Desde su fundación a finales del siglo XIX, Sachs se ha caracterizado siempre por fabricar amortiguadores de excepcional calidad, adaptados a todo tipo de requerimientos y necesidades.

Un amortiguador Sachs destaca sobre todo por la seguridad y la precisión que ofrece, sin renunciar al máximo confort de marcha de los ocupantes del coche.

Mientras otros fabricantes se han especializado en el desarrollo y producción de amortiguadores duros, de carácter deportivo, las suspensiones de Sachs son también bastante firmes, pero se orientan sobre todo a la comodidad de conductor y pasajeros.

Ese es el motivo por el que muchos fabricantes —como Mercedes o BMW— eligen los amortiguadores Sachs para la suspensión de serie de sus vehículos.

Otro de sus puntos fuertes reside en el gran rendimiento que se obtiene con ellos a lo largo de toda la vida útil del amortiguador.

Teniendo en cuenta que el sistema de amortiguación se ve sometido a un desgaste continuo, el amplio catálogo de amortiguadores Sachs proporciona un gran rendimiento en todo tipo de condiciones del firme.

Gracias a ello, las opiniones sobre los amortiguadores Sachs de los usuarios son en general bastante positivas.